Momento onírico: El enano, Bergara Leuman, Tricia y Heff.

Rapidito porque como lo soñé recién y está fresquito después me voy a olvidar.

Estaba en Av de Mayo con alguien, una chica, supuestamente amiga mia. Por Av de Mayo pasaba el 132, pero tmbién había un sector en donde era Plaza Flores. Cerca de ese Plaza Flores / Av de Mayo teníamos que ir a dejar algo y rogabamos que a cambio nos dieran $40, $20 para cada una. Llegamos a una casa, entamos a un patio grande y comenzamos a subir unas escaleras, y allí nos recibió un enano deforme que recibió lo que teniamos para darle y luego nos dio la plata.

Salimos felices con nuestro dinero y fuimos a tomarnos el 132. Pensamos que no pasaría nunca porque eran como las 4 de la mañana, pero para suerte nuestra llegó rapidamente, atras de un 39.

Con el colectivo pasamos por Puerto Madero y decidimos bajar, con nuestros pocos pesos en el bolsillo. Estaba amaneciendo, pero el cielo estaba raro casi un color salmón, mezclado con violeta. Vi un árbol cerca de una vía y dije: “excelente para fotografiar”, pero al sacar mi cámara y setearla todo era difernte y no la entendía, cuando quise sacar la imagen se había ido.

Luego  de una petit despertada a las 9 de la mañana, volví a dormirme…

Tenía dos gatos chiquitos adentro de mi campera, se movian mucho. Eran uno blanco y el otro negro. El negro se habia salvado de que un perro salchicha se lo morfara como a sus hermanos. Y luego…estaba en un baño y me estaban peinando para mi boda. Mi peluquero era Bergara Leuman que, decian, habia sido el peluquero de mi abuela. El gordo y yo no entrabamos en el baño. Le dije que me hiciera un batido, como en los 60 porque el sombrero que iba a usar se lo había llevado una conejita. Y todos miraban mientras me peinaban…todas mis amigas, mi familia, todos!!!

Hasta los gatos, que habian sido invitados y se llamaban Tricia (la blanca) y Heff (el negrito).

Y esa fue la historia de anoche.

Tricia y Heff juegando

Tricia y Heff juegando

Leumann, el peluquero de la familia, con Tricia, ya grandecita y rellena.

Leumann, el peluquero de la familia, con Tricia, ya grandecita y rellena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: